Philadelphia Distilling

Destilación:
Philadelphia Distilling es una microdestilería fundada en 2005 ubicada en Philadelphia - Pensilvania, que persigue la corriente Americana de crear Destilados de una altísima calidad en cantidades limitadas.

Sus destilados:
Philadelphia Distilling se inspira en el pasado y en el futuro, desde el legado local de la revolucionaria Bluecoat Gin hasta la relevancia histórica de la absenta en Nueva Orleans, como lo expresa Vieux Carré Absinthe Supérieure, sus productos son destilados que reflejan el talento de sus maestros destiladores y la evolución de cómo se bebe en la actualidad.

- Bluecoat American Dry Gin
- Bluecoat Gin Barrel Finished
- Vieux Carré Absinthe Supérieure
- The Bay Vodka
- Penn 1681 Vodka

Acerca de la destilería:
En Philadelphia Distilling, su equipo combina métodos artesanales de antaño con técnicas modernas en constante evolución para crear una cartera única de destilados de primera calidad que se basan en la integridad agrícola de productos botánicos de origen auténtico obtenidos por un gran recurso humano.

Los alambiques de cobre martillados a mano de la quinta generación de la familia Forsyth y los recipientes de fermentación de madera de Hall-Woodford, una empresa familiar icónica con sede en Filadelfia que utiliza la técnica de construcción desde 1854, son un punto clave de diferencia de Philadelphia Distilling, tanto en su valor de construcción así como la calidad superior de los destilados que producen. Después de celebrar más de una década de su nueva destilería, Philadelphia Distilling continúa elaborando sus procesos lote por lote, convirtiendo sus destilados en un sello inconfundible que celebran el gran sabor Estadounidense.

El espacio físico:
Ubicados en un espacio que antiguamente hiciera parte del pasado industrial de la ciudad, Philadelphia Distilling se instaló en el 2005 en lo que fuera la Ajax Metal Company, una empresa de fundiciones de finales de 1800 que cerró sus puertas en 1940 y abandonada por décadas. Un año de reformas por la Philadelphia Distilling llevó este almacén olvidado a reconvertirse en 13.000 pies cuadrados en una moderna microdestilería con oficinas, sala de degustación, bar y tienda minorista.