Brenne Destillery

Allison Parc, la semilla de la idea:
Después de una fructífera carrera como bailarina profesional, Allison Parc descubrió una pasión por la gastronomía que la sumergió en culturas de todo el mundo. En su afán por descubrir más de este apasionante mundo, se sumergió en mercados locales, bodegas, destilerías, desarrollando en sus viajes una especial apreciación por las experiencias de buen gusto, especialmente en su categoría favorita: el whisky.

Después de largos recorridos por otros países buscando whiskies no tradicionales que descubrió en los Estados Unidos, Allison se propuso como reto crear una empresa de importación/exportación con este único propósito.

Nacimiento de Brenne:
Mientras Allison exploraba la escena mundial del whisky en busca de algo que se enfocara en el “terroir”, encontró con una tercera generación de productores de Cognac que había comenzado a destilar un único Single Malt en su destilería de granja en el corazón de Cognac, Francia. En ese momento, la mayoría del whisky más antiguo tenía entre tres y cuatro años de antigüedad en barricas nuevas de roble francés Limousin. Al probarlo, Allison supo de inmediato que era algo especial. Ella y el destilador colaboraron durante cuatro años para refinar el destilado  y continuar rellenando mas barriles. Se produjo un gran hallazgo cuándo Allison decidió incorporar sus barriles de cognac previamente utilizados en procesos de envejecimiento del whisky. Esto le abrió al whisky un espectacular camino, creando un nuevo perfil dentro de la categoría Single Malt, que se convirtió en Brenne Whisky.

Sobre Brenne Whisky:
Brenne Whisky se elabora en lotes muy limitados, desde la semilla al destilado en el corazón de Cognac, Francia. La primera expresión de Allison, el whisky Brenne Estate Cask, no tiene una declaración de edad, pues cada barril está embotellado en producciones de un sólo barril y el tiempo de envejecimiento en cada barril puede variar ligeramente.

Brenne Whisky, de la mano de Allison Parc presentan un whisky francés increíblemente suave, accesible y fructífero que busca revitalizar la categoría ofreciendo una primera expresión, Brenne Estate Cask, lanzado oficialmente el 1 de octubre de 2012 en la ciudad de New York, y una segunda expresión, Brenne Ten, lanzado el 1 de octubre de 2015.

Brenne es un whisky elaborado de forma artesanal y manejado con la idea de compartir el terroir de un whisky poco tradicional para entusiastas de todo el mundo.