© Foto cortesía: George Restrepo Coctelería Creativa
Video
Youtube© Foto cortesía: George Restrepo Coctelería CreativaYoutubeGeorge RestrepoYoutube© Foto cortesía: George Restrepo Coctelería CreativaYoutube© Foto cortesía: George Restrepo Coctelería CreativaYoutube© Foto cortesía: George Restrepo Coctelería CreativaYoutube© Foto cortesía: George Restrepo Coctelería CreativaYoutube© Foto cortesía: George Restrepo Coctelería CreativaYoutube© Foto cortesía: George Restrepo Coctelería Creativa
Abecedario de Licores
Recetario Creativo

Notas de prensa Calificación:3

Visitas: 876

Imagen La filosofía mediterránea de Gin Mare

La filosofía mediterránea de Gin Mare

Nota de Prensa

Madrid, febrero 2015. El mundo está cambiando. Móviles, tabletas y relojes inteligentes son los gadgets 3.0 que replican y dispersan un gigantesco e incesante flujo informativo. Las redes sociales se han convertido en un escaparate donde la actividad de cada persona se comparte minuto a minuto. Las tecnologías han transformado por completo la forma en la que los seres humanos nos relacionamos. Mira el Vídeo: http://goo.gl/phtOFB 

Como era de esperar, estos cambios han generado una serie de trastornos sobre la sociedad cada vez más y más involucrada en la necesidad de consumir contenidos de información sin descanso. FOMO es el acrónimo empleado para definir precisamente esa ansiedad por la información; fear of missing out ("miedo a perdernos algo"), un bucle alentado por la redes sociales que, a la vez, fomenta la participación y creación de contenido de estas, algo que, paradójicamente, nos ha desconectado cada vez más del mundo que nos rodea.

En nueva la era de la conectividad, los seres humanos estamos más desconectados que nunca del resto de personas, de lo verdaderamente importante. Ante este fenómeno, Gin Mare defiende la necesidad de volver a recordar algunos valores olvidados (valores que nos hace más humanos). Valores Mediterráneos.

Gin Mare es la ginebra mediterránea embotellada con el espíritu de hacer sentir la porción más pura del Mediterráneo haya donde se esté. El Mediterráneo no es un lugar, es una actitud, un modo de ver y de vivir cada día. Y es precisamente esa actitud la que propugna la necesidad de vivir cada vez más la experiencia física de lo que nos rodea, de disfrutar del mundo que tenemos a nuestro alcance sin necesidad de recurrir a la tecnología.

Aprender de nuevo a desconectar para conectar con la vida, o lo que es lo mismo, JOMO el acrónimo marketiniano contrapuesto a FOMO; joy of missing out ("placer de perdernos algo"). Gin Mare, a través de su filosofía, es el mejor exponente de la experiencias 1.0 que tan en auge vuelven a estar entre el público joven y vinculado a las nuevas tecnología que buscan una vía de escape hacia lo verdaderamente original.

"Disconnecting to connect with Life" ha tenido su reflejo más claro a través de las acciones que Gin Mare ha celebrado como la Masterclass junto con el prestigio chef Quique Dacosta y el Instituto de Empresa. Un evento único para recuperar los valores fundamentales del estilo de vida de la región mediterránea.

En esta búsqueda por recuperar las experiencias verdaderas y fomentar ese placer por perdernos algo, Gin Mare apuesta por:

  • El contacto personal frente al contacto virtual a través de pantallas de móviles, ordenador… 
  • Mirarnos a los ojos mientras nos hablamos, no al móvil. 
  • Dedicar tiempo a conocer a nuestros desconocidos frente a las interacciones frías e impersonales que tenemos con muchas personas que nos rodean. 
  • Tomarnos el tiempo necesario para saborear y disfrutar de las cosas en lugar de pasar por ellas de manera superficial y acelerada en continua búsqueda de la siguiente experiencia.
  • Disfrutar de una buena comida con amigos y una buena sobremesa frente a las comidas con prisas delante del ordenador en la oficina. 
  • La siesta como símbolo del estilo de vida mediterráneo frente a jornadas de trabajo maratonianas en las que no se toman pausas. 

Sobre Gin Mare
Las grandes historias nacen en pequeños lugares. La de Gin Mare se gesta en una pequeña ermita del S.XIII, transportada desde la playa y reconstruida, piedra a piedra, en su actual emplazamiento por monjes hacia principios y mediados del s.XIX. En un pequeño pueblo de pescadores se encuentra el alambique florentino donde se lleva a cabo cada paso de la producción de nuestra gin mediterránea. Un único alambique de 250 litros de capacidad. En 2010 Gin Mare se lanza al mercado después de 3 años de investigación. Una primera fase consistió en elegir, probar y degustar más de cien botánicos para, a continuación, definir las proporciones del blend. Así hasta hoy. Pequeños detalles, pequeños lugares, un resultado sorprendente.

Si quieres dejar un comentario, porfa inicia tu sesión o regístrate para poder hacerlo.