© Foto cortesía: George Restrepo Coctelería Creativa
Video
YoutubeGeorge Restrepo - Coctelería CreativaYoutube© Foto cortesía: George Restrepo Coctelería CreativaYoutubeStuart Thompson en BarcelonaYoutube© Foto cortesía: George Restrepo Coctelería CreativaYoutube© Foto cortesía: George Restrepo Coctelería CreativaYoutubeGeorge RestrepoYoutube© Foto cortesía: George Restrepo Coctelería CreativaYoutube© Foto cortesía: George Restrepo Coctelería Creativa
Abecedario de Licores
Recetario Creativo

Notas de prensa Calificación:3

Imagen Slow presenta la carta de cócteles Greatest Hits

Slow presenta la carta de cócteles Greatest Hits

Slow Barcelona

 

 

 

 

 


La coctelería barcelonesa Slow presenta la carta de cócteles Greatest Hits con una selección de 17 cócteles de las tres cartas anteriores que resumen la trayectoria mixológica desde sus inicios, hace ya unos siete años.

Los cócteles fueron creados por el tándem Francesc Bretau y Francesc Galera, y muestran la evolución creativa de Slow, incorporando progresivamente nuevas técnicas e ingredientes exóticos, algunos de ellos habitualmente relacionados con la cocina.
Francesc Bretau, o Paco, cedió la batuta de la barra de Slow a Fran Mekk, quien interpreta la partitura con todos los secretos del maestro.


Las cartas de cócteles

     


La primera carta de cócteles, que se sacó el 2011, se inspiraba fuertemente en la coctelería clásica, pero con unas vueltas de tuerca muy interesantes. De ahí salió uno de los clásicos de Slow, el Slow Paris Barcelona.

La segunda carta de cócteles, de finales del 2012 proponía un homenaje al Mediterráneo sofisticando la producción con nuevas técnicas y productos caseros y un servicio espectacular. Por ejemplo, el Costa Brava se sirve en caracola de mar. El Capitán Barbarroja se sirve dentro de una campana con humo y es una obra maestra que eleva el whisky ahumado al reino de los cielos.

La tercera carta, lanzada a finales del 2015 se inspiró en las texturas, sabores y referencias culturales de los países de la ruta de la seda. Esta provocación fue sin duda la producción más ambiciosa, la que exploró más tierras desconocidas y sorprendió a más gente con su fusión de coctelería y gastronomía. De ahí nos quedamos entre otros con el Firebird, un cóctel tan rotundo como sencillo y por eso mismo con madera de clásico. Para presentación vistosa, el Sahara se sirve en un tajín rebosando de humo.

El concepto, o punto de vista, que impregna los cócteles de Slow es el llamado contrapunto. El contrapunto es una provocación. En esa manera de entender la coctelería (o sea, frente al balanceo) el cóctel se presenta de una manera (tal vez un olor intenso, o un aspecto que anticipa un sabor concreto) pero se termina de forma distinta: el sabor resulta ser suave, o completamente inesperado. Ese contraste, ese jugar con el consumidor, está en la propia sangre de Slow.


El Greatest Hits a la vez es un homenaje al trabajo y dedicación que Francesc Bretau ha tenido con Slow desde sus inicios y hasta su reciente retirada, y cuyo talento mixológico dio una impronta única a sus creaciones.

En efecto, Francesc Bretau (Paco, en realidad, para todo el mundo), cedió la batuta del cocktail bar a su hijo pródigo Fran Ibars, más conocido como Fran Mekk. Alumno aventajado, Fran ha sido el mejor discípulo de Paco, aprendiendo todos sus secretos, su filosofía, su buen hacer, su contrapunto y todas las técnicas desconocidas del gran maestro.

Sobre Slow

La coctelería Slow, situada en la calle París 186, Barcelona, se convirtió en apenas 5 años de recorrido en un establecimiento de referencia internacional en el mundo de la coctelería. Eso se debe a la combinación de la dirección creativa Francesc Galera y el trabajo detrás de la barra del maestro Francesc Bretau.
Así como los cócteles clásicos y de creación propia tienen un sello de indiscutible calidad, el espacio (el “teatro”) es una mezcla de lo clásico y lo canalla, donde además de los cócteles, se ha ido poblando de una fauna muy particular.
La planta baja, la coctelería clásica es una mirada vintage y un sutil homenaje a los antiguos clubs de la época dorada de la coctelería en Nueva York. La planta superior tiene una discoteca con techo de luces de LEDS donde también se hacen conciertos acústicos y eléctricos, y una sala privada más íntima y recogida con un mural y paredes de terciopelo rojo.

Francesc Ibars, más conocido como Fran Mekk se erige como uno de los nuevos enfants terribles de la coctelería barcelonesa. Aparece en escena de la mano del consagrado maestro Francesc Bretau, nuestro querido Paco, que este pasado enero decidió jubilarse de la barra y retirarse a otros quehaceres.

Como era de esperar no nos ha dejado con las manos vacías: ha incorporado a Slow una de las más brillantes figuras emergentes del panorama mixológico nacional. De la mano del gran maestro tenemos el honor y el placer de presentar a Fran Mekk.

Acunado y amamantado por Paco, Fran es un mixólogo de gran talla, con una proyección internacional. Recién llegado de su experiencia londinense en BE AT ONE y tras su paso como cliente por Slow, Paco se fijó enseguida en este por entonces gran desconocido. Inmediatamente fue apadrinado y pasó a formar parte de Slow descubriendo los entresijos en la trastienda. Alumno aventajado, Fran ha sido el mejor discípulo de Paco aprendiendo todos sus secretos, su filosofía, su buen hacer, su contrapunto y todas las técnicas desconocidas del gran maestro que en pocos meses han pasado a manos de Fran.

De esta manera ha logrado combinar su magia con los secretos de Paco para finalmente emerger como el gran bartender que es, comandando la nave Slow para conducirla con firmeza a lo más alto de la galaxia.
Su gran pasión es la creación, emblema de gran maestro, y pasa los días entre botellas, hierbas, frutas y máquinas diabólicas desgranando todas sus virtudes para convertirlas en oro en tu copa. Fran es sin duda un virtuoso de la coctelería con un talento indudable y pura magia en sus manos.
Disfruta con el punk de los Sex Pistols, el rap de la west coast o el hip hop electrónico de Afrika Bambaataa. Rebelde por naturaleza, desborda dedicación y profesionalidad en todos sus pasos al frente de la barra de Slow, su personalidad se encuentra reflejada en toda su obra, sus cócteles y su buen hacer con la clientela que cada semana peregrina hasta este altar para bendecirse el paladar con sus cócteles.

Francesc Galera es el perpetrador de la marca Slow y su filosofía coctelera. Desde el inicio ha llevado la dirección y la gestión creativa del local. Proveniente del mundo de la música, ha sido reconocido disc jockey durante finales de los ochenta y la década de los noventa, y productor musical de artistas de tirada internacional como Paco Osuna, Francesco Farfa, José Padilla, Tony Verdi, Lexter, y remezclando a glorias de la música como Simple Minds, Presuntos Implicados, Gala, Robbie Rivera entre muchos otros.

Ha sido mánager de algunos de los artistas mencionados, así como de bandas míticas del dance europeo como Milk Inc, Lasgo, o Ian Van Dahl. Su afición por la gastronomía y la coctelería se remonta a tiempos ancestrales, trabajando en varias cocinas, bares y discotecas en países como Líbano, Siria, Canadá y Rusia.
Su inusual background y talento con el interiorismo le llevan a desarrollar el concepto de Slow.

Siendo alumno aventajado del maestro Francesc Bretau, ha conseguido diversos premios en concursos:

  • 2º clasificado en el Concurso Internacional de Gin Tonics Jordi Estadella incluido en la Semana Gastronómica de San Sebastián el 2011
  • Ganador nacional y finalista mundial entre los 15 mejores bartenders del mundo según G’Vine ganando uno de los challenge en la final de Cognac.

NOTA ORIGINAL PUBLICADA EN Barcelona, mayo 2018.-

Imagen hecha por Foto Cortesía: Slow BarcelonaImagen hecha por Foto Cortesía: Slow BarcelonaImagen hecha por Foto Cortesía: Slow BarcelonaImagen hecha por Foto Cortesía: Slow BarcelonaImagen hecha por Foto Cortesía: Slow Barcelona

Si quieres dejar un comentario, porfa inicia tu sesión o regístrate para poder hacerlo.